Category Archives: Turismo y marketing

Hoteles y personas: ¿Hablamos?

Hace unas semanas, leí un tuit al que no pude evitar contestar y así lo hice. La pregunta que se lanzó fue la siguiente: “¿Qué os gustaría que hiciera un hotel en redes sociales?”. La pregunta la planteaba el director de social media de Palladium Hotel Group.

Los que nos dedicamos, entre otras cosas, a generar contenido para atraer a un público objetivo, a veces nos nublamos y la creatividad se esfuma. No es fácil generar, de forma diaria, contenido especializado y no lo es por varias razones.

Una de ellas es porque somos humanos y como tales, por nuestra cabeza rondan miles de cosas. Habrá días que seremos capaces de detectar y analizar un problema y proponer una solución y habrá otros días que no sabremos ni qué tema tratar. Y es que no siempre se pueden tener ideas buenas y no siempre estamos en plenas capacidades para desarrollarlas. Lo que vengo a decir es que no se trata de un trabajo mecánico ni en cadena y que requiere poner mucho de uno mismo, al menos a la hora de redactar. Yo siempre digo que en cada post que publico, siempre dejo un trocito de mí y así creo que debe ser.

Otra buena razón, sobre todo para los que generamos contenido para una empresa, tiene que ver con la dificultad añadida de compaginar los objetivos comerciales de la empresa con el sentido común que algunos de nosotros tratamos de aplicar en nuestros relatos. En mi caso, intento no olvidar que no somos más que personas aunque deambulemos por los canales de comunicación dando voz a la empresa que representamos. Eso no implica renunciar a dejar ese trocito de mi en cada  post o tuit que publica la empresa. No hay razón alguna para esconder que tras cada gramo de contenido hay una persona de carne y hueso y no una máquina que lo automatiza. Es más, es preferible que así sea ya que así la empresa se asegura de que hay un ser pensante capaz de razonar y argumentar cualquier tema que se plantee en el timeline de la misma empresa.

Volviendo a la cuestión inicial, me llamó mucho la atención ver lanzar esta pregunta al aire y, como dije al principio de este post, mi respuesta fue inevitable.

Tuit 1

¿Qué me gustaría que hiciera un hotel en redes sociales?

Por suerte o por desgracia, gestiono varias cuentas de Twitter en las que me relaciono con profesionales del sector turístico, de los cuales muchos son trabajadores del subsector hotelero, subsector por el cual nunca he sentido una especial pasión pero en el que he descubierto, día a día, un sinfín de posibilidades.

Me encantó que alguien formulara esa pregunta porque vi la oportunidad de proponer cambios, y quizás soluciones, ante la detección de un problema más que común en la industria hotelera.

Muchos de los hoteles que han decidido abrir una cuenta en Twitter, utilizan ese canal únicamente para promocionar su hotel. De esta forma, quitando del programa algún concurso, su actividad en esta red social se convierte en un canal unidireccional con ausencia de diálogos y contenido que añada valor alguno.

Puedo hablar tanto desde el punto de vista de cliente como desde el punto de vista de proveedor. En mi rutina diaria me comunico con los hoteles para ambos motivos y, en ambas ocasiones, me resulta aburrido. Nunca me invitan a participar, pocas veces les interesa mi opinión más allá de que rellene sus encuestas de satisfacción e ignoran lo que sucede en su entorno. Solo atraigo su atención en el caso de que lance alguna crítica que dañe lo que ellos llaman reputación y, a veces, ni eso.

Ante la pregunta formulada en el tuit protagonista de este post, mi respuesta es la siguiente:

  1. PERSONAS. Un hotel está compuesto por personas y sus clientes, obviamente, también lo son. Esta simple afirmación es directamente uno de los puntos de donde partir. Háblenme como persona que soy, no me traten como una consumidora mecánica.
  2. SERVICIOS. Un hotel ofrece servicios. Yo, como cliente, no puedo tocar ni probar el producto que pretendo contratar. Tengo que arriesgarme y fiarme, pagar por adelantado y convencerme de la compra realizada mientras la estoy consumiendo. No necesito que me hable, únicamente, de ofertas especiales de San Valentín, puentes o escapadas de fin de semana. Necesito saber que la opción de pasar unos días en su hotel es la mejor opción de acuerdo a mis necesidades y, para ello, necesito que añada valor.
  3. INFORMACIÓN. Un hotel no suele ser el motivo del viaje. No olvide que, normalmente, el motivo de que pernocte en un hotel no es el hotel en sí, sino el destino o el evento que hace que me traslade a otro lugar en el que no tengo donde dormir. Por tanto, cuénteme si su hotel está ubicado en una zona que me interese y si hay algún atractivo en esa zona que pueda enriquecer mi viaje.
  4. COMUNICACIÓN. Para que yo, como usuaria de Twitter, siga a una empresa ésta debe destacar por algo y diferenciarse del resto. Soy mucho más exigente con los perfiles de empresas que con los de personas, de carne y hueso y con nombre y apellido. Por tanto, las empresas deben trabajar duro para conseguir seguidores y más aun para conservarlos. Eso requiere diálogo y mucha constancia.

En definitiva, lo que trato de decir es que hay que aprovechar las oportunidades que nos brindan las nuevas tecnologías pero hay que saber hacerlo bien. Cada herramienta sirve para conseguir objetivos diferentes. En este caso, no he querido ni pronunciar Facebook u otras redes sociales pero si algún día lo hago, posiblemente proponga acciones diferentes para cada caso.

En la vida, a veces, no hace falta hacer mucho más que aplicar el sentido común. Lo mismo sucede en las redes sociales. Eso sí, si representamos a una empresa hay que ser mucho más cauteloso y marcar una estrategia que defina la actitud que va a tener la misma al mostrarse al mundo.

Será, por tanto, necesario que la empresa defina su propia identidad, determinando ciertos rasgos de singularidad que la hagan única o al menos que le permita diferenciarse del resto. Y por último aunque no menos importante, cualquier canal de comunicación debe ir más allá de un bombardeo de información, tienen que existir relaciones recíprocas.

En el caso de Twitter, se debe aprovechar la espontaneidad a la que invita y el dinamismo que exige. Twitter es pregunta y es respuesta, es diálogo y es comunicación.

¿Y a vosotros, qué os gustaría que hiciera un hotel en las redes sociales?

Souvenirs, feo recuerdo de una bonita experiencia

Hace poco leí un artículo de Europa Press titulado “Los turistas gastan 5.900 millones de euros al año en souvenirs para olvidar” en el que se afirmaba que al 69% de viajeros españoles no les gustan este tipo de recuerdos que adquieren en sus vacaciones y solo el 4% los consideran útiles en su vida diaria.

 Dentro de los distintos tipos de souvenirs, el artículo también establece diferencias en cuanto a las preferencias, afirmando que “el 14% de los turistas considera los adornos decorativos como el peor regalo que pueden recibir, por delante de las típicas camisetas de temática cómica (9%), seguida de cerca por la joyería barata (9%). El 7% de los encuestados opina que los clásicos llaveros y los imanes para la nevera no son el mejor recuerdo mientras que al 4% de los encuestados no les hace ilusión recibir artículos gastronómicos, así como globos de nieve”.

 ¿Qué está pasando entonces con los souvenirs? ¿Por qué se gasta tanto dinero en algo que no gusta? ¿La compra de figuras, llaveros, ceniceros, camisetas…con el nombre de nuestros destinos es una actividad en peligro de desaparición?

Bola-de-Nieve-Bailaora-Roja

Bajo mi punto de vista, el souvenir, junto con las fotografías y vídeos, son la parte tangible de la experiencia turística y cumplen dos funciones fundamentales:

  1. Hacernos recordar los momentos vividos. Se trata de objetos que asimilaremos siempre con aquellas magníficas vacaciones y que llevan impreso una gran carga emocional.
  2. Obsequiar a familiares y amig@s con algo típico de los lugares que hemos visitado, para transmitirle que nos hemos acordado de ellos durante nuestra ausencia.

Es por ello, que la adquisición de este tipo de recuerdos es una práctica que se sigue llevando a cabo aunque el objeto en cuestión no guste o no tenga utilidad. Por este motivo no creo que esté en peligro de desaparición a corto plazo, pero… ¿y a largo? Las fotografías y los vídeos cumplen perfectamente la primera función del souvenir, por lo tanto, de momento es la segunda la que mantiene su existencia.

 Por otra parte, desde el punto de vista de los destinos turísticos, el souvenir tiene una función muy importante de promoción y difusión turística. Sin embargo, aunque se vendan grandes cantidades de souvenirs, esta función no se está cumpliendo porque al convertirse en “regalos indeseados”, seguramente para las personas obsequiadas con ellos tendrán una connotación negativa y, como consecuencia, esa connotación se traspasará al destino. Además, seguramente los receptores de los regalos no los tendrán en un lugar visible para las visitas.

Entonces, ¿de verdad vale la pena para los destinos que se consuma un gran número de souvenirs si no gustan? No, ¿verdad?

 Como conclusión, existe una gran predisposición a adquirir souvenirs, objetos empapados de la cultura del destino. Sin embargo, estos recuerdos no responden a los gustos de la población actual. Esto es debido, en parte, a que no se han actualizado con los años.

 Por lo tanto, se necesita RENOVAR los souvenirs para ADAPTARLOS a las preferencias y necesidades de los turistas actuales; crear nuevas formas y diseños que contengan toda la esencia del destino pero que sirvan para paliar las necesidades actuales.

 Es momento de olvidarnos de las típicas figurillas, camisetas, llaveros e imanes para la nevera y crear objetos que realmente aporten valor al turista con un diseño atractivo que potencie la marca.

 ¿Qué opináis? ¿Cuál sería vuestro souvenir preferido?

Imagen: www.flamencoexport.com

Ciudades de película

En anteriores posts mis compañeras trataron el turismo desde el prisma del serieadicto y desde la experiencia del lector. Ana se animaba a contarnos las series televisivas que más influyen en el espectador a la hora de viajar, y Elena nos ilustraba con su viaje low cost a través de novelas de viajes. Ahora bien, ¿y el cine? ¿Qué papel juega el séptimo arte en relación con el turismo y en relación con las ciudades en las que se desarrolla?

TOURS HOBBIT NUEVA ZELANDA

El cine nos permite descubrir ciudades a través de películas de todos los tiempos. Es una oportunidad para conocer sitios emblemáticos sin movernos de la butaca o el sofá. Sin duda algo que marca profundamente a un filme es la ciudad donde está rodado, al mismo tiempo que el director rinde homenaje a la urbe. Imágenes de Nueva York, París, Londres, Barcelona o Madrid forman parte de la iconografía popular de la historia del cine.
Gracias a este imaginario cinematográfico que ha creado la industria es inevitable estar familiarizados con la Grand Central Terminal de Nueva York, el Picadilly Circus de Londres o las ya míticas cuestas de San Francisco en las que te subes en marcha al tranvía.

El espectador está directamente influido por lo que ve en la gran pantalla y ello también repercute en su elección a la hora de viajar. Esta influencia que genera el cine no solo interviene en el turista, sino también en el destino. Bajo mi punto de vista se pueden diferenciar dos aspectos relacionados con las ciudades y monumentos de cine:

1. Recursos turísticos ya existentes (monumentos, paisajes, localizaciones, etc.), que cobran más fuerza tras la película.
Ejemplo de ello puede ser el puente Queensboro retratado en la mítica escena de “Manhattan” (Woody Allen); el Café des deux Moulains localizado en el barrio de Montmartre en donde trabajaba la dulce Amélie (Jean-Pierre Jeunet); o la Fontana di Trevi con el baño nocturno de Anita Ekberg en la “Dolce Vita” (Federico Fellini). En el ámbito nacional cabe destacar el caso de Formentera, que tras el estreno de “Lucía y el sexo” (Julio Médem), recibía oleadas de turistas que buscaban las localizaciones aparecidas en la película.

2. Escenografía creada para una producción que posteriormente se convierten en recursos por sí mismos.
Sea el caso de los escenarios localizados en el desierto de Tabernas, Almería. Aquí los seguidores del Spaguetti Western revivirán las escenas de “La muerte tenía un precio” y para los que prefieran otros géneros estarán ante los decorados de legendarias películas como “Lawrence de Arabia”,” Cleopatra” o “Indiana Jones y la última cruzada”.
También en otro desierto, en este caso en Túnez, se puede visitar el set de rodaje que George Lucas ideó para “Star Wars”. En él se rodaron muchas de las escenas más emblemáticas de la saga. Treinta y cinco años después de su montaje parte de los decorados se encuentran deteriorados, pero para los seguidores de la “Guerra de las Galaxias” jamás perderán su magia.
Por último, y no por ello menos importante, destacar el caso de Nueva Zelanda que tras servir de localización en la trilogía “El señor de los anillos” ha experimentado un notable crecimiento en la llegada de turistas. Destinos como la pequeña aldea rural de Matamata ofrecen tours por La Tierra Media en dónde nos explicarán como las fincas ovejeras se convirtieron en La Comarca. El Parque Nacional Tongariro, con la ayuda del retoque digital, se convirtió en Mordor. Y para los más frikis es obligada la visita a The Weta Cave (Wellington), un museo en donde se podrán encontrar cara a cara con los personajes del imaginario de Tolkien.

Queda de manifiesto que gracias a la industria cinematográfica han aparecido nuevos productos turísticos que con un buen trabajo de conservación y promoción pueden suponer un incremento en el número de visitantes. Esto queda en manos de los destinos y de sus gestores; por la parte que le toca al turista una recomendación: en vuestra próxima escapada viajar guiados por los mejores cineastas.

Y voilà! ¡Se les encendió la bombilla!

Decidme si es mentira pero creo que nos pasa a todos: estamos de noticias negativas hasta la coronilla. ¡A veces me pregunto si en este país hacemos algo bien! Es preocupante porque ante los problemas hay que buscar soluciones, nunca quedarse paralizado sin hacer nada. Y voilà! A veces en medio de la locura y la desesperación surge un nuevo proyecto. ¡A alguien se le enciende la bombilla!

ciudades legado

Ayer leía en Hosteltur la nueva propuesta turística de la comunidad de Madrid y quiero contárosla a ver qué os parece. El gobierno regional va a promocionar de manera conjunta tres municipios patrimonio de la humanidad: San Lorenzo de El Escorial, Aranjuez y Alcalá de Henares.

Los tres municipios, además del Consorcio Regional de transportes, Patrimonio Nacional y Renfe, que también participan en el proyecto, han firmado recientemente un convenio marco para desarrollar este proyecto. El plan, prevé incrementar en 50.000 el número de visitantes a estas ciudades durante el primer año de su puesta en marcha. El objetivo se centra en potenciar el turismo de interior, fidelizar al turista que viaja por motivos culturales y desarrollar nuevos productos que tengan como base el patrimonio histórico. Alguna de las ideas que han surgido es crear un pasaporte turístico “Ciudad Legado” para las ciudades del proyecto que incluyen precios especiales y descuentos en monumentos y establecimientos, así como bonos anuales y bimensuales de visitas, o descuentos en los billetes de transporte y servicios adicionales en los destinos.

130514_plan_turismo_madrid_02

A simple vista es una buena idea, como propuesta no está nada mal ¿no?, y bastante extrapolable a otras ciudades y municipios del resto de España. También es cierto que no es la primera vez que se plantea una promoción de este tipo y queda por delante comprobar si funciona, la aceptación de los turistas y ver si se van cumpliendo los objetivos. Pero me gustaría ir más allá. A mi entender, realmente si esta noticia es destacable es precisamente por el sentido de “unión” para salir delante de todas las instituciones y empresas participantes. ¿Por qué será que cuando nos escuchamos los unos a los otros y pensamos en el bien común conseguimos algo bueno? Además, y como os comentaba al principio, creo que lo mejor es hacer algo. “Re-ofrecer” una oferta económica y atractiva es una buena forma de hacerlo. Seguiremos de cerca los progresos de este nuevo proyecto y ojalá que sirvan para mejorar las perspectivas turísticas de cara al verano-otoño de la comunidad de Madrid.

Imagen: Madrid Actual

La adaptación al medio, ¿quieres sobrevivir?. Guía Infoempleo y Kschool de las Nuevas Profesiones

El post de hoy viene cargado de positividad, de buenas nuevas. En medio de este maremoto de desempleo, de corrupción, de desahucios, de parados… también hay personas y empresas que motivan, trabajan y piensan en soluciones a los problemas. Lo ideal sería que el gobierno de turno propusiera opciones y actuara en consecuencia a la realidad, pero por el momento no lo hace. Debe ser que tienen la bombilla de ideas en “modo off”. Pero bueno, como os decía, el tema de hoy es positivo a si que olvidemos por unos minutos lo que se hace mal para conocer propuestas que siempre suman, nunca al revés y pueden ser aplicadas en cualquier sector incluido, como no, el turístico.

No es que haya descubierto América  pero ayer me topé mientras navegaba por Internet con un tesoro. Digo tesoro porque me pareció muy interesante, como un regalo y mientras leía su contenido, mi estado de ánimo mejoraba. Leía soluciones, una mentalidad nueva y de futuro. Leía futuro… ¿ Sabéis que existen nuevas profesiones? ¿En qué consisten y por qué son necesarias? Sin más, lo que descubrí es una guía-manual escrita y creada por profesionales de diversas áreas (marketing, publicidad, social media, Internet, rrhh), realmente perfiles muy importantes en sus respectivas empresas, que intentan transmitir humildemente su visión y sus valores ante el trabajo, las nuevas oportunidades de empleo y ante la vida en general. Positividad e información valiosa en estado puro. Esta iniciativa surge de dos empresas: Infoempleo y Kschool. Un portal de empleo líder en soluciones para la gestión de recursos humanos y una escuela de profesionales de Internet.

INKS1

Os dejo un enlace en el que podéis acceder a la guía y leer en primera persona lo que estas dos empresas comparten con el mundo. Son más de 120 páginas, pero en un formato muy apetecible y además en el índice podéis ver los temas que más os interesen. Como aperitivo y para que os pique el gusanillo de leerlo, os enseño algunas ideas clave de lo que denominan “Manifesto Skchool”. Es un resumen por puntos de su pensamiento y filosofía (ver páginas 18 y 19).

Manifiesto KSchool

  1. Si el sistema no está preparado para darnos el conocimiento que necesitamos lo vamos a conseguir por nuestra cuenta.
  2. Hoy, en ciertos sectores el valor no lo aporta un título. Lo aporta lo que cada profesional sabe hacer.
  3. Si dependemos de nosotros mismos, vamos a pensar por nosotros mismos.
  4. Nuestro conocimiento es la clave de nuestro desarrollo personal y profesional.
  5. En el mundo del conocimiento, cuanto más se comparte más se tiene.
  6. Lo que aprendemos es lo que practicamos.
  7. Especializarse es ponerle un apellido a nuestra profesión. Es echarle especias a nuestro ingrediente principal.
  8. Queremos construirnos un futuro fuera del rebaño. Para eso vamos a pensar y hacer las cosas de forma diferente.
  9. No vamos a seguir instrucciones a ciegas, no vamos a ser pelotas, no vamos a mantener la cabeza agachada. Esas formas no van con nosotros.
  10. Vamos a estar siempre en movimiento. No vamos a parar de movernos. Somos inquietos, y nos gusta ser así.
  11. Como queremos resultados diferentes, vamos a hacer las cosas de forma diferente.
  12. Las pirámides son monumentos funerarios. Nos divierte verlas en los libros de historia, no sufrirlas en nuestro trabajo.
  13. Nuestro mercado no es el de los empleos. Es el de las oportunidades.
  14. Queremos colaborar con nuestras empresas a generar ingresos, no queremos tener un simple empleo.
  15. Queremos avanzar elaborando mejores recetas, no cocinando más.
  16. Queremos poner vida a los años, no solo años a la vida.
  17. Somos mucho más que un perfil y unas competencias. Somos algo más que las hojas de nuestro CV.
  18. Queremos levantarnos con ilusión los próximos 40 años. Queremos hacer las cosas con pasión, cariño y humanidad.

¿Qué os parece? Interesante ¿no? Os animo a que conozcáis la guía. Puede resultar muy útil para aquellas personas que aún no saben hacía donde encaminar su futuro profesional o buscan dar un giro y mejorar de alguna forma  su negocio y/o empleo.  Las oportunidades están ahí fuera, ¿quién se apunta?

Geolocalización: ¿a alguien le importa donde estás?

Últimamente se oye y se lee mucho la palabra “geolocalización”. La geolocalización es un concepto que se refiere a la situación que ocupa un objeto en un espacio determinado.

Hace unas semanas tuve el placer de asistir a una reunión en el espacio “Feim Tic”, donde, entre otras cosas, se organizan charlas orientativas sobre temas que puedan interesar al pequeño empresario y a emprendedores.  Esta vez fue el turno de Marco Táboas de Promo Turismo quien nos explicó el uso de la geolocalización con fines comerciales, tanto de venta como de promoción, un término conocido como geomarketing.

Entre las herramientas que destacó están Foursquare, Google Places, Yelp y Layar. Yo, personalmente, me quedo con Foursquare. Es la única aplicación que utilizo y la verdad es que resulta muy útil.

Dentro de unos días viajo a la península, concretamente a Madrid, me encanta esta ciudad, conozco muchos sitios pero me fascina el poder descubrir nuevos lugares donde ir. Restaurantes, bares, tiendas de ropa, decoración, sitios emblemáticos…¡ en Foursquare está prácticamente todo!

Para un empresario es imprescindible estar “geolocalizado”, y ¿eso cómo se consigue? Primero, posicionando su negocio en el mapa,  posicionando fotos, si es posible posicionar video,  y mucha información sobre su local. A mi parecer el resto viene solo: consejos y opiniones de usuarios (los famosos tips), promociones que puedan realizar los propios empresarios (por ejemplo al hacer “check in” en tal local, te regalamos una bebida o un café), e incluso en algunas localizaciones de ciudades o pueblos puedes encontrar una recomendación de un bareto para ir con tus amigos (por poner un ejemplo). Todo ello te da una “reputación”, la cual es altamente valorada por los que empleamos las nuevas tecnologías antes de ir a un restaurante, tienda o lugar nuevo.

Otro uso  que destaco y que veo que se está realizando cada vez más, es el poder hacer listas. Por ejemplo, en mi caso, he hecho varias listas de diferentes ciudades que suelo visitar a menudo como Madrid o Cáceres así como de la ciudad en la que vivo. Tengo listas de mis restaurantes y cafeterías favoritas de Palma, de las tiendas que visito en Madrid, bares para ir de cañas/tapas, para salir de marcha, etc. Por supuesto existe una específica que te crea el propio Foursquare y es la lista “de cosas por hacer”. Esta aplicación va más alla, ya no sólo se trata de la guerrilla por ganar los Mayorships (alcaldías) de cada lugar cada vez que haces check-in.

En definitiva, el mundo es un pañuelo con estas aplicaciones, que no sólo de fines comerciales se trata, sino también el paso previo, es una forma de buscar ocio sin haber salido de tu casa aún. ¿Y tú? , ¿Usas herramientas de geolocalización?

Tryvestising: el arte de “probar” antes de “comprar”

¿Has oído hablar alguna vez del tryvertising? No es un término muy conocido, pero es una técnica bastante frecuente en el mercado. Me gustaría compartir el descubrimiento de este fenómeno y contar cómo se puede adaptar esta técnica al turismo, para mejorar y potenciar un sinfín de factores.

“Try” en español probar y “vertising” que proviene de “advertising” que significa publicidad, configuran el denominado tryvertising, que traducido al español viene a significar algo parecido a “la publicidad de probar”. Partiendo de esta base, tryvertising propone que los consumidores prueben el producto antes de comprarlo para que se hagan una idea de su utilidad, calidad y beneficios. Lo interesante se produce cuando se consigue hacer de manera más segmentada, con medios y mediante programas especializados porque aumenta su efectividad.

¿Qué diferencias hay entre tryvertising y otras formas de promoción convencionales? Principalmente destaca por diseñar las acciones promocionales en un contexto relevante, ofreciendo un producto o servicio específico a un público muy segmentado, en un entorno especial y en un momento oportuno. Además permite a los clientes adecuados interactuar con el producto/servicio sin la presión de su compra. Estas acciones permiten probar un producto en el mundo real haciendo que el cliente interactúe con él y ayudando a construir una percepción del producto basada en una experiencia muy positiva. De esta manera, pasamos a un marketing de experiencias (tan de moda en la actualidad).

Creo que esta forma de interacción entre producto y cliente, tiene un potencial realmente valioso y aplicable al turismo. ¿Cómo se puede adaptar el tryvertising al sector turístico? Y ¿de qué forma el cliente y el empresario perciben beneficios de esta técnica? Para responder a estas dudas, podemos fijarnos en ejemplos actuales que tienen lugar en algunos hoteles.

Buscando nuevas opciones de negocio, algunos establecimientos turísticos, han introducido esta técnica en su lista de servicios a empresas, permitiendo que éstas den a probar sus productos o servicios a sus clientes una vez que éstos se encuentran consumiendo en sus instalaciones y establecimientos

¿Cómo funciona? Las empresas y el hotel llegan a un acuerdo. De esta forma, los productos se exponen y pueden ser consumidos y utilizados por los huéspedes. Ofrecen varios formatos de acción, dependiendo de si los productos se exponen en las habitaciones, en el baño, en el restaurante, etc. En los hoteles Rusticae, por ejemplo, colaboran marcas tan conocidas como: Hendrick’s Gin, Cardhu o Lindt, The Body Shop, Maystar Therapy, Boffard o AK DAMM.

Existen otros experimentos de este tipo, por ejemplo: el hotel Wimston, en Ámsterdam, enfocado a un mercado joven,  ideó una habitación Heineken en la que los clientes podían disfrutar de ésta cerveza de forma gratuita. El hotel Pilirocco, en Brighton, posee una zona de Playstation en su bar, para que los clientes disfruten de los videojuegos en un ambiente relajado.

Es una manera sutil y exquisita de introducir en la experiencia positiva de viajar y alojarse en un hotel, una marca publicitaria. Hay beneficios para las dos partes. El cliente disfruta de su estancia y a  la vez prueba productos de alta calidad. El empresario hace publicidad en un marco incomparable y realiza contratos como proveedor. Todo se produce en un marco incomparable y sin estrés consumista. La idea es lógica, práctica y valorada muy positivamente por los clientes.

Conclusión para reflexionar: la publicidad y la promoción de todo tipo de productos y servicios nos rodea. Es un hecho innegable. Dado que el consumidor va evolucionando, ¿tendría que evolucionar también la forma de hacer llegar los productos?  ¿Existe en los establecimientos turísticos, oportunidad de negocio en este aspecto? O por el contrario ¿pensáis que deberían mantenerse al margen? ¿Utilizan al turista o le ofrecen un “plus” en el servicio? ¿Se os ocurren otras uniones entre turismo-tryvertising?

Blogger Trip: nuevas fórmulas para promocionar un destino

Para promocionar un territorio son muchos los factores que hay que tener en cuenta. Hoy, en concreto, hablaré de cómo generar una buena imagen y transmitir confianza, como territorio, a los posibles visitantes de un destino.

Evidentemente, son muchas las acciones que se pueden tomar para lograr el objetivo que hoy planteo. La percepción de un destino depende, en parte, de la experiencia personal de los turistas con el territorio en concreto. Lograr que este turista comparta información en la red, puede beneficiar mucho al destino. A este punto es al que quería llegar.

Una de las estrategias más efectivas para la promoción turística es convencer a los potenciales turistas de que un destino merece ser visitado. No se trata ya solo de invertir grandes cantidades de dinero en campañas publicitarias. Se trata de invertir en personas que cuenten, en vivo y en directo, su experiencia personal con y en el destino. Se trata de testimonios, se trata de bloggers. Ellos son uno de los factores que más pueden influir en la reputación de un territorio porque cuentan la verdad de sus vivencias y, la mayoría, lo hacen de forma voluntaria, lo que garantiza cierta confianza. Internet y el mundo de los blogs, se están convirtiendo en grandes aliados de la promoción turística.

Según la revista de Turismo & Tecnología, en España más del 60% de los usuarios de Internet siguen al menos un blog y aproximadamente un 30% se ha dejado influenciar a la hora de consumir un producto. Internet se convierte en uno de los principales canales de venta del sector turístico, además de ser una de las herramientas más demandadas para buscar información turística.

Últimamente, los encargados de gestionar un destino empiezan a considerar como estrategia de promoción territorial, captar a algunos candidatos para llevar a cabo lo que se hace llamar Blogger Trip.

¿Qué es un Blogger Trip?

“Es un viaje que suelen organizar oficinas de promoción turística de un destino  (a veces con apoyo de empresas privadas) en el que se invita a un grupo de bloggers de viaje, independientes, bien posicionados en Internet y con participación activa en las redes sociales.”

Los principales criterios en los que se suele basar la selección de los bloggers son el número de seguidores, el tráfico que éstos generan, su credibilidad online, su público objetivo, etc. Es decir, se buscan personas activas en las redes sociales y con una buena red de contactos que aseguraren la difusión del contenido que éstas publiquen.

Una campaña de estas características aporta nuevas ventajas que no es capaz de aportar una estrategia de promoción de destino más conservadora y tradicional. El contenido que el blogger publica y comparte tiene un mayor alcance que lanzar una campaña de carácter televisivo, por ejemplo.

Aún así, un Blogger Trip requiere una planificación previa y, por supuesto, requiere un presupuesto para afrontar el coste del viaje completo. Imagino que tampoco debe ser tarea fácil encontrar el perfil adecuado. No será suficiente con tener una elevada presencia online, el candidato deberá tener cierta gracia a la hora de escribir, expresar y transmitir los atractivos turísticos del destino.

No sé vosotros pero yo, firmaría dónde hiciera falta por participar en una campaña con estas características, mientras hago una de las cosas que más me apasiona: viajar. Y así termina mi entrada de hoy pero no sin antes comunicaros que, el próximo día 30 de noviembre, Turismo n-d estará en #MallorcaBlogs. Pronto os contaremos más sobre este evento.

Imagen: Marisa Vasquez

Los cinco sentidos

Cuando una persona inicia un viaje hacia un nuevo lugar va en búsqueda de nuevas experiencias. Experiencias donde intervienen todos los sentidos.  El tacto, la vista, el olfato y el gusto se reactivan en el momento que nos encontramos con algo nuevo, diferente a lo que estamos acostumbrados.

Un caso particular que puedo destacar es mi llegada a España, concretamente a la capital, allá por el año 1995.  Mis primeros recuerdos se basan en un nuevo lugar, nuevos olores, nuevas personas y sobre todo nuevos sabores.  Gracias a mis tíos que viven en Madrid que nos acogieron en su casa los primeros días, pude degustar los primeros sabores del nuevo país donde iba a vivir.

Un simple pollo asado, pero hecho con aceite de oliva ya era completamente diferente a lo que estaba acostumbrada. He de reconocer que al principio no me gustó, y que incluso hubo un rechazo por mi parte, pero con el paso del tiempo se convirtió en un alimento básico en mi nueva dieta.

Está claro que cuando vamos o llegamos a un lugar desconocido intentamos retener lo máximo e incluso nos llevamos recuerdos físicos como souvenirs, fotos… pero las sensaciones son únicas.

Los destinos deberían cuestionarse el sacar provecho e influir en estas sensaciones sobre todo la oferta complementaria, sacar partido de las posibles experiencias que podrán sentir los visitantes de dicho sitio. No es nada nuevo, se trata del Marketing Sensorial . 

Por ello me gustaría plantear una curiosidad: ¿qué recuerdos tenéis de los lugares que habéis visitado?, ¿cuál es el sentido que más “se os dispara” cuando os enfrentáis a nuevos lugares?  y ¿cuál es vuestro destino “especial”, aquel que recordáis con más cariño?

 

Barcelona Christmas shopping

Poco a poco nos vamos introduciendo en el invierno. Y en poco más de mes y medio estaremos disfrutando de las vacaciones de Navidad. Una vez más, el tiempo vuela!

Los más precavidos ya están pensando en los regalos que van a comprar a sus seres queridos y los comercios ya se están preparando para una de las temporadas dónde se produce más gasto. Pronto empezarán los anuncios de perfumes, relojes y juguetes para niños.

Algunos destinos, como es el caso de Barcelona, están apostando por implementar pequeñas innovaciones para promocionar , en estas fechas, sus comercios y productos de cara a los turistas. Esta iniciativa, promovida por Barcelona Turisme, pretende promocionar la ciudad como lugar de compras navideñas a través de la campaña online BCN Christmas Shopping. El objetivo es potenciar las compras en el sector turístico durante los meses de noviembre y diciembre.

La campaña va dirigida, concretamente, a 7 países: Suecia, Dinamarca, Noruega, Holanda, Bélgica, Suiza y Rusia. A los ciudadanos de estos países se les ofrece una serie de descuentos y tratos preferentes en tiendas del Barcelona Shopping Line (BSL) en los ejes comerciales, en los hoteles de 3, 4 y 5 estrellas del Gremio de Hoteles de Barcelona y del grupo de restauración AN Grup.

La campaña se enfoca a internautas de más de 30 años y de clase media-alta, es decir, jóvenes que usan habitualmente internet y sus redes, con un nivel medio-alto de poder adquisitivo que les permite ser originales y creativos a la hora de decidir con qué regalos obsequiar a los suyos.

El objetivo doble de este proyecto es muy claro: captar viajeros de países solventes, como el norte de Europa y Rusia, y hacerlo en el idioma de las redes sociales e internet. La campaña ha elegido, como principales plataformas de difusión, Google, Yahoo y Yandex (buscador ruso).

Más allá de la novedad del uso de las redes sociales para promocionar el destino, se observa la fuerte apuesta por llamar la atención de los turistas rusos, futuros viajeros de nacionalidad pujante y que no recatan en gastos.

Nos encontramos, entonces, con una nueva forma de promocionar el destino y la oferta complementaria que lo compone. Una vez más, el turismo se adapta a las necesidades de los turistas y éste es un ejemplo perfecto. Los turistas son personas, como nosotros, que celebran las navidades. Necesitan hacer compras en estas fechas y necesitan encontrar este tipo de ofertas. Esta campaña se sitúa allá donde estos turistas buscan: en internet y sus redes, concretamente en Facebook, Twitter e Instagram.

Así, esta iniciativa consigue convertir el proceso de compras navideñas en una experiencia turística, haciendo lo que en muchas ocasiones puede suponer un quebradero de cabeza, se transforme en una experiencia divertida.

Es otro ejemplo de reacción ante las nuevas tendencias. Parece que ante un mundo aparentemente globalizado, hay sitio para promocionar también las cosas especiales, originales y únicas. Hoy en día y gracias al poder de las nuevas tecnologías, un destino puede captar la atención de un ciudadano que vive a miles de quilómetros y facilitarle, en el caso de BCN Christmas shopping, las compras navideñas.

Imagen: Barcelonaplanning.com (parte superior izquierda) y Noches en Barcelona (parte inferior derecha)

1 2