Category Archives: Turismo y algo más

Colegio Profesional de Titulados en Turismo, ¿es necesario?

En España, los turismólogos nos encontramos con un problema gravísimo a la hora de ejercer nuestra profesión: El gran intrusismo laboral que la caracteriza. Existe la creencia de que los puestos de trabajo a los que podemos acceder los titulados en turismo pueden ser realizados igual de bien por candidatos no formados en esta disciplina. Nada más lejos de la realidad, ¿verdad? La visión de un turismólogo no puede aportarla ningún otro profesional! Sin embargo, no es raro encontrar ofertas de empleo de recepcionista para las que se exija simplemente el graduado escolar, de director de hotel para el que se pida el grado en empresas preferentemente o para consultor turístico exigiendo cualquier grado.

Este problema del intrusismo es ocasionado por otros también muy importantes como es la falta de valoración de nuestros estudios o el desconocimiento de las aptitudes que adquirimos en nuestra titulación.

Todo ello se traduce en serias dificultades para los turismólogos para acceder a determinados puestos de trabajo, ascender de categoría dentro de las organizaciones turísticas o para desarrollarnos profesionalmente. Asimismo, esta situación del sector también tiene consecuencias negativas para los consumidores turísticos, puesto que el personal de una organización juega un papel muy importante en el grado de calidad de la misma.

¿Cómo podríamos paliar estos problemas con los que los profesionales del turismo tenemos que lidiar todos los días?

La solución que se me ocurre sería la creación de un Colegio Profesional de Titulados en Turismo.

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

¿Qué conseguiríamos con un colegio profesional?

Según la legislación vigente que los regula, entre sus sus fines se encuentra “la defensa de los intereses profesionales de los colegiados y la protección de los intereses de los consumidores y usuarios de los servicios de sus colegiados”. Con esto daríamos solución a los dos problemas que planteamos:

  1. Se mejorarían las circunstancias laborales en las que nos encontramos los titulados en turismo paliando el gran intrusismo existente, dando a conocer nuestras aptitudes y conocimientos y evitando malas condiciones laborales.
  2. Con una mayor profesionalización se mejoraría la calidad turística en todos los subsectores, optimizando mejor los recursos e incrementando la competitividad de los destinos. También se mejoraría la percepción de la Marca España en el extranjero y nuestro país se asociaría con calidad turística, gran estrategia de competencia en el mercado.

¿A que no dejarías que en un juicio te defendiese alguien que no ha estudiado derecho? ¿No te echarías las manos a la cabeza si los edificios de tu ciudad fuesen diseñados por alguien que no hubiese estudiado arquitectura? Entonces, ¿por qué dejamos que nuestros destinos sean planificados y nuestras empresas turísticas sean dirigidas por gente que no ha estudiado turismo, cuando el turismo es una actividad económica tan importante?

Y vosotros, ¿qué opináis? ¿Estaríais a favor o en contra de un colegio profesional de titulados en turismo? ¿Es necesario?

Imagen: noticias.universia.es

 

¡Este verano viajo en papel!

¡Hola a todos!  Bienvenidos otra semana más a Turismo n-dimensional, no os podéis perder el post de hoy ¡y menos si os gusta leer!. Resulta que este verano no viajaré en un medio de transporte tradicional… Este verano voy a viajar en papel.

La economía no está para tirar cohetes a sí que he decidido optar por una forma diferente (y muy asequible) de conocer tierras lejanas, otras culturas y vivir nuevas experiencias. Leer un libro que me lleve de viaje.

En este post quiero compartir con vosotros libros de temática viajera.  Libros para todos pero en especial para turismólogos. Porque nos apasionan los viajes (incluidos los de papel ¿verdad?). Os voy a enseñar una lista de ejemplares que he leído y otros que tengo fichados para leer próximamente. ¿Sois de los que os gusta leer en vacaciones? Aquí os dejo algunas ideas. ¡Espero que os guste! Allá vamos:

Comienzo por aquellos que he leído y os cuento de primera mano:

1. HACIA RUTAS SALVAJES.  Jon Krakuer

Rutas Salvajes 1

Lo leí en mis años de universidad. La historia se desarrolla en abril de 1992, Chris McCandless, de 24 años y recién graduado, decide embarcarse en un viaje que lo cambiará todo. Va solo y con una mochila como equipaje. Recorrerá parte de Estados Unidos en busca de su objetivo: las inhóspitas tierras de Alaska. Cuatro meses más tarde, unos cazadores encontraran su cuerpo sin vida, ¿Os gustaría saber que le lleva a este triste final? ¿Hasta qué punto un viaje influye en tu destino, en tu vida?

 

2. MADRID OCULTO. Peter Besas;Mark BesasLibro 2.1. jpg

Yo lo definiría como un libro-guía de la capital para aquellos que disponen de tiempo libre e interés por descubrir los aspectos insólitos y curiosos de Madrid. Está plagado de anécdotas y detalles que nunca nos habríamos parado a pensar. ¿Sabíais que la casa del Ratoncito Pérez se encuentra cerca de la puerta del Sol? ¡Es muy curioso de leer!

Otros libros para leer:

3. HISTORIAS IMPRESCINDIBLES PARA LOS AMANTES DE LOS VIAJES. Alberto Granados

Egipto 1El periodista Alberto Granados, una de las voces de la Cadena SER, nos invita a conocer  a través de su libro cosas tan interesantes como: quiénes fueron los primeros viajeros de la historia, las leyendas que esconden las siete maravillas del planeta o el origen de la mítica ruta 66. Su relato nos sirve de guía en un recorrido único que quién sabe…puede que nos deje boquiabiertos. ¡Me lo apunto!

 

4. VIAJE A ORIENTE. Gustave FlaubertEgipto

El personaje recorre de 1849 a 1851, Egipto, Líbano, Palestina, Rodas, Asia Menor, Constantinopla; finalmente regresará a Francia a través de Grecia e Italia.

Un tour de lo más completo. Seguro que lleno de matices que pueden trasladarnos a Oriente.

5. EN EUROPA: UN VIAJE POR EL SIGLO XX. Geert Mak

Libro 5.2En este libro tenemos la oportunidad de recorrer con el autor todas las capitales europeas. Ejerciendo de periodista y de historiador, el autor rastrea el París de la Exposición Universal de 1900, el San Petersburgo revolucionario, la Barcelona de la guerra civil, el Berlín de la Segunda Guerra Mundial, Varsovia y su gueto, las recientes guerras balcánicas… El resultado es un impresionante fresco histórico que permite al lector contemplar la historia de Europa a lo largo de un siglo a través de un apasionante viaje.

Parece intenso pero cargado de historia que deja huella… Europa es increíble.

 

¡Esto es todo por hoy! contadnos vuestras historias favoritas, ¿habéis leído alguna dónde “el viaje” sea unos de los protagonistas? o ¿conocéis algún libro que nos pueda tele transportar a otros paisajes y ciudades? ¡Compartirlo con todos nosotr@s!

#MarcaPaís: la riqueza está en la mezcla

Marca EspañaHoy quiero sacar un tema que tengo guardado desde hace unos meses y me está comiendo por dentro. Se trata de la polémica Marca España.

En el mes de agosto de 2012, Hosteltur nos contaba que la Marca España había sufrido un retroceso de la octava posición a la decimotercera en el ranking mundial en los últimos tres años. El valor cayó un 37,8% entre 2009 y 2011, pasando de valer 1,16 billones de dólares (950.820 millones de euros) a 725.000 millones (591.001 millones de euros), según el estudio ‘Nation Brand 100‘ elaborado por la consultora independiente Brand Finance.

En este país ya nos hemos acostumbrado a leer malas noticias en el periódico y a ser protagonistas de titulares internacionales, y no para bien. Por si acaso, éste artículo de opinión, publicado hace 6 meses en el EL PAÍS, nos recuerda algunos de lo éxitos nacionales. Quién no se consuela es porque no quiere…

Poco antes de que terminara el año 2012, se lanzó la nueva web de la Marca España. Por el momento la web está disponible  en castellano y recientemente han puesto a nuestra disposición la versión en inglés, a pesar de la promesa de que a los “10 días” de lanzarla estaría disponible ya en ambos idiomas. He ahí la primera promesa rota. Se pretende traducir la web al francés, chino y alemán, siempre que se disponga de financiación.

El apartado de “Quiénes somos” está lleno de palabras bonitas y esperanzadoras como: cultura, idioma, historia, carácter inclusivo, consenso y un largo etcétera. Yo ya he aprendido que las palabras, por muy bonitas que sean, se las lleva el viento.

En el apartado de “Educación, cultura y sociedad” encontramos un primer subapartado llamado “Lengua y educación”. En este subapartado , abajo a la derecha al fin se comenta que existen idiomas cooficiales en algunas comunidades autónomas. A menudo siento que cuesta demasiado reconocer la variedad que compone nuestro país. No se ha contemplado, en ningún momento, la posibilidad de que la web se pueda consultar en estos idiomas cooficiales a pesar de que se asegure que ésta también va dirigida a los ciudadanos que conforman el país.

Carlos Espinosa de los Monteros afirmó que «una de las ventajas del bilingüismo en este país es que todos hablan el español». De ahí que se haya descartado que la web vaya a estar disponible en el resto de lenguas cooficiales. Está claro que, para el comisionado, el resto de lenguas cooficiales, no forman parte de la “integradora” Marca España.

Creo que hasta que España no reconozca las diferencias en las que hoy y siempre ha convivido y diseñe una buena estrategia que se adecue a la situación real, no podrá promocionarse tal y como se propone. No se puede vender una mentira y lo primero que debe hacer es convencer a sus ciudadanos.

España es un país compuesto por diversas regiones que cuentan con su propia cultura, idioma e identidad. Esas diferencias, hoy en día y muy a menudo, se han convertido en motivos para pelear derivando casi siempre en temas políticos y económicos. Una vez más, sacando a la luz el tema de la Marca-País, está ocurriendo lo mismo.

¿Nadie se da cuenta de que esta variedad es la que da el verdadero valor al país?

Respetar y perpetuar estos valores identificativos, daría la oportunidad de vender promocionar un país rico en diversidad cultural y, por una vez, esas diferencias jugarían un papel beneficioso para todos. Por una parte, las regiones podrían conservar sus valores dándolos a conocer y, por otra, se percibiría, de puertas a fuera, un país unido precisamente por sus diferencias. Quizás esta sea la única fórmula para conseguir una Marca-País que nos guste y beneficie a todos.

Los creadores de la web deberían entender que promocionar una región, ya sea catalana, vasca, gallega o andaluza, equivale a promocionar también el país. A mí no me venderán una marca que pretende reflejar una imagen integradora sin contemplar mi idioma ni mi cultura.

Aunque se incida en que se trata de un “proyecto de país y no de un determinado Gobierno o partido político”, a mi no me lo parece. Una vez más, predican lo que no hacen ni harán. Ni el Gobierno ni nadie me puede pedir que esté orgullosa de un país que, muy a menudo, se olvida de mi e ignora la realidad.

Imagen destacada: Articularnos.com

Y voilà! ¡Se les encendió la bombilla!

Decidme si es mentira pero creo que nos pasa a todos: estamos de noticias negativas hasta la coronilla. ¡A veces me pregunto si en este país hacemos algo bien! Es preocupante porque ante los problemas hay que buscar soluciones, nunca quedarse paralizado sin hacer nada. Y voilà! A veces en medio de la locura y la desesperación surge un nuevo proyecto. ¡A alguien se le enciende la bombilla!

ciudades legado

Ayer leía en Hosteltur la nueva propuesta turística de la comunidad de Madrid y quiero contárosla a ver qué os parece. El gobierno regional va a promocionar de manera conjunta tres municipios patrimonio de la humanidad: San Lorenzo de El Escorial, Aranjuez y Alcalá de Henares.

Los tres municipios, además del Consorcio Regional de transportes, Patrimonio Nacional y Renfe, que también participan en el proyecto, han firmado recientemente un convenio marco para desarrollar este proyecto. El plan, prevé incrementar en 50.000 el número de visitantes a estas ciudades durante el primer año de su puesta en marcha. El objetivo se centra en potenciar el turismo de interior, fidelizar al turista que viaja por motivos culturales y desarrollar nuevos productos que tengan como base el patrimonio histórico. Alguna de las ideas que han surgido es crear un pasaporte turístico “Ciudad Legado” para las ciudades del proyecto que incluyen precios especiales y descuentos en monumentos y establecimientos, así como bonos anuales y bimensuales de visitas, o descuentos en los billetes de transporte y servicios adicionales en los destinos.

130514_plan_turismo_madrid_02

A simple vista es una buena idea, como propuesta no está nada mal ¿no?, y bastante extrapolable a otras ciudades y municipios del resto de España. También es cierto que no es la primera vez que se plantea una promoción de este tipo y queda por delante comprobar si funciona, la aceptación de los turistas y ver si se van cumpliendo los objetivos. Pero me gustaría ir más allá. A mi entender, realmente si esta noticia es destacable es precisamente por el sentido de “unión” para salir delante de todas las instituciones y empresas participantes. ¿Por qué será que cuando nos escuchamos los unos a los otros y pensamos en el bien común conseguimos algo bueno? Además, y como os comentaba al principio, creo que lo mejor es hacer algo. “Re-ofrecer” una oferta económica y atractiva es una buena forma de hacerlo. Seguiremos de cerca los progresos de este nuevo proyecto y ojalá que sirvan para mejorar las perspectivas turísticas de cara al verano-otoño de la comunidad de Madrid.

Imagen: Madrid Actual

Los festivales de música: reclamo para el turismo de eventos

SonarHace tres semanas me disponía a buscar alojamiento para pasar unos días en Oporto. El motivo de escoger Portugal como destino para disfrutar de unas mini vacaciones se debía a la celebración del Optimus Primavera Sound, homólogo portugués del festival de música que se celebra en Barcelona desde hace ya doce años. El festival “tripeiro” (gentilicio de los habitantes de Oporto), cuenta solamente con dos años de vida, pero los organizadores y la industria turística ya lo sitúan como un evento que atrae un importante número de turistas. Por mi parte, puedo dar fe de ello. La búsqueda de alojamiento se convirtió en una tarea más complicada de lo que me esperaba, y una vez en Oporto puedo asegurar que en la ciudad se respiraba ambiente festivalero. Pero antes de entrar en profundidad es conveniente hacer una pequeña reflexión acerca de este tipo de turismo y de cómo puede repercutir en la ciudad de acogida.

Por turismo de eventos se entiende al desplazamiento que hacen las personas motivadas por participar en diferentes actividades relacionadas con su ocio o con actividades profesionales. Asistencia a congresos, convenciones, ferias, exposiciones, viajes de incentivo, festivales, etc. El turista de este segmento se caracteriza por la presencia efectiva como oyente o como participante. Se trata de una actividad que agrega valor al destino turístico ya que permite reducir la estacionalidad. Por lo general suele ser un turista con un poder adquisitivo medio-alto, los hoteles y alojamientos que escoge son de una aceptable categoría y su gasto medio por estancia es elevado. Es un turismo que genera importantes ingresos, por lo que es un segmento muy atractivo para el destino en cuestión.
En el caso de los festivales de música el público es algo más heterogéneo. Nos podemos encontrar con asistentes al evento que deciden alojarse en un youth hostel y que consumen productos de supermercado para que su estancia sea más barata, hasta turistas (la mayoría suelen ser internacionales), que no escatiman a la hora de reservar alojamiento y hacen un considerable gasto en oferta complementaria. En cualquier caso ambos tipos de turista son interesantes, puesto que el consumo recae en un amplio abanico de empresas de la ciudad.

Los factores que determinan que un evento musical tenga éxito son muchos, pero en este caso Oporto cuenta con varios elementos que lo hace un destino muy atractivo:
Las comunicaciones. El Francisco Sá Carneiro cuenta actualmente con 14 compañías aéreas que operan en este aeropuerto, desde el que es posible volar a 64 destinos. Cuenta con compañías de bajo coste, por lo que la conexión entre esta ciudad y las principales capitales europeas está asegurada a un coste muy bajo.
Los precios. El alojamiento, el ocio y la restauración mantienen unos precios muy competitivos si lo comparamos con otras ciudades europeas e incluso españolas.
Los recursos turísticos. La ciudad cuenta con una riqueza monumental y paisajística de primer orden, así que además de disfrutar de los conciertos, el festivalero podrá empaparse del patrimonio portugués.
La oferta turística. Visitas guiadas a precios módicos en la mayoría de monumentos; multitud de compañías de transportes turísticos (bus, barco, bicicleta, tranvía, funicular, etc.), amplia oferta hotelera y con posibilidades para cualquier bolsillo, etc.

Cualquier escusa es buena para asistir a un evento musical o cultural, pero si la ciudad de celebración está preparada para acoger al turista, la organización del evento cumple unos estándares de calidad como fue el caso del Optimus Primavera Sound (precioso recinto de celebración, venta de entradas limitadas para evitar masificaciones, gastronomía aceptable para ser un festival, merchandising muy útil para la ocasión), el destino turístico se verá beneficiado ,y tanto el evento como la ciudad, podrán acoger durante muchos años a cientos de visitantes.
Por cierto, ya solo siendo su segunda edición la organización estima que alrededor de 75.000 personas pasaron por el festival en los 3 días de celebración, así que en mi opinión, es una buena opción como producto turístico para otras ciudades.

Imagen: Disco digital

LEY DE COSTAS. Hacemos como el cangrejo: andar hacia atrás

Ley de costasLa semana pasada pudimos ver en los medios de comunicación la noticia de la nueva ley de costas. Más concretamente, el proyecto de ley de protección y uso sostenible del litoral y de modificación de la ley 22/1988, de 28 de julio, de Costas.

Era medio día y estaba comiendo, cuando lo escuché por televisión me sobrevino una reacción extraña, una mezcla entre sorpresa y perplejidad y no paraba de preguntarme ¿por qué? ¿para qué? ¿ahora?. Estuve un buen rato pensando y dándole vueltas y sobre todo, como ya os digo, haciéndome muchas preguntas: ¿Para qué cambiar una ley que ya se cambió y parecía estar asentada e implantada correctamente?¿Qué colectivos estaban conformes y no conformes con la ley de costas para cambiarla? ¿A quién beneficia este cambio? ¿ Qué consecuencias tiene para el territorio, para la población local, para el turismo?. Tenía curiosidad, estuve indagando y buscando información desde varios puntos de vista y sinceramente tengo que deciros que las cosas no quedan claras. Hay opiniones de todo tipo, reproches y declaraciones contradictorias que realmente no llevan a nada. Por el momento no se sabe a ciencia cierta los detalles del nuevo proyecto.

Para hacernos una idea de qué estamos hablando es necesario recordar que la Ley de Costas de 1988, aprobado en Real Decreto 1471/1989 de 1 de diciembre de 1989, fue un hito en la historia de la ordenación y gestión del territorio para proteger su integridad física y ambiental ya que es la que regula la determinación, protección y utilización del dominio público marítimo-terrestre y especialmente de la ribera marítima. Pues bien, después de unos años intentando llevar a cabo la ley (con ciertas deficiencias según apuntaba la Unión Europea en el Informe Auken) han decidido modificar lo acordado y conceder cierta libertad a la edificación, uso y explotación de los límites de la costa.  ¿Qué quiere decir esto? Pues que muchos de los hoteles, establecimientos e industrias en primera línea de playa que se vieron obligados a cerrar o dejar de construir ahora pueden realizar sus actividades bajo el amparo de la nueva ley. Según afirmaba un artículo de El País esta nueva ley rebaja la zona de protección de la costa de 100 a 20 metros.

Al parecer estos cambios beneficiarán a más de 500.000 personas, según cálculos del Gobierno. Entre los que sacarán provecho de la reforma hay dueños de viviendas construidas a pie de playa y en segunda línea, negocios playeros, chiringuitos, hoteles e industrias. “El impacto que ya está hecho, aprovechémoslo”, resumió hace unos días el secretario de Estado de Medio Ambiente, Federico Ramos.

Entiendo que es un tema complejo y se puede ver desde varios puntos de vista, ¿vosotros que pensáis?.

Analicemos un ejemplo, podéis verlo en la imagen. Posiblemente sea uno de los casos más polémicos en nuestro país. Este hotel está a pocos metros de la playa situada en el Parque Natural del Cabo de Gata-Níjar. Desde 2003 se construyó el popularmente conocido como “Hotel El Algarrobico” que provocó una fuerte oposición y movilización debido a su dudosa legalidad por incumplimiento de la Ley de Costas. El caso tuvo un gran impacto y ha tomado dimensiones de símbolo de la conservación de la costa española.

Lo conozco personalmente, he estado allí y os puedo asegurar que es desproporcionado. Daña la vista. Se pueden construir hoteles y alojamientos turísticos sin tener que dañar un entorno natural. Todo es posible pero teniendo en cuenta la lógica y el sentido común. ¿Andar cinco o diez minutos más hasta la playa supone un gran esfuerzo? Yo creo que no.

Por otra parte, dada la situación económica ¿nos compensa “erosionar” “edificar” zonas hasta ahora protegidas para ofrecer empleo? Podría ser que sí. Es cierto que no perjudica de igual forma un chiringuito que un gran complejo turístico o un campo de golf. Todo depende de la situación y de varios factores.

Tengo la sensación de que hace unos años, cuando todo nos iba bien, cuando España crecía (aunque de forma ficticia) , teníamos tiempo de pensar y ser más protectores con nuestros recursos naturales. Nos pudimos permitir una ley que protegiera nuestra costa. Hoy por hoy parece que es más importante dar empleo, luz verde a inversores extranjeros y no malgastar en derribar lo que un día considerábamos ilegal o inapropiado. ¿Hasta dónde llegarán los efectos secundarios de esta crisis? Ojalá que el único que camine hacia atrás sea el cangrejo, ¡no nosotros!

Ahora es tu turno, en Turismo n-d queremos saber lo que piensas. ¡Gracias por seguirnos!

Oficinas de Información Turística: Uso y Desuso

i definitivaLa primera gran dificultad con la que se suelen topar los turistas es que el punto de información está cerrado. ¿Cómo se les ocurre a los incautos turistas obtener información un domingo o un festivo? Es curioso, pero parece que los horarios se ajustan para los residentes del destino turístico, y aún así, yo diría que solamente consiguen pisar la oficina los desempleados, los jubilados, o los despistados que entran a preguntarte a qué hora abren el comercio de enfrente. Los residentes con un horario de trabajo normal, e interesados por los recursos turísticos de su zona, tampoco consiguen encontrarla abierta.

Tenemos ejemplos de todo tipo. Desde oficinas que solo abren de lunes a viernes de 9.30 a 13.30h. Otras que cierran en fin de semana y festivos debido a que los empleados son funcionarios, y en sus contratos no se contempla este tipo de jornada laboral. Las hay que simplemente se camuflan en la biblioteca del pueblo, por lo que nos dará igual si está o no abierta; nadie se enterará. Como observamos, las casuísticas en este sentido son infinitas.

Otra de las luchas continuas es la señalización. Si quieres encontrar la oficina de turismo, no se te ocurra seguir la señal. Para el coche, busca a alguien del pueblo, y reza para que sepa dónde está situada. La señal que indica en qué dirección puedes encontrarla fue colocada hace años, y en ocasiones, el punto de información o ya no existe, o se ha trasladado a otra zona de la ciudad.

La orientación al cliente de los informadores turísticos clásicos (los que no han recibido ninguna formación relacionada, y que por diferentes motivos han terminado desempeñando ese puesto), difiere radicalmente de lo que una persona debe transmitir detrás de un mostrador. Suelen ser toscos, recibirte con cara de pocos amigos y esperan que tus preguntas no se extiendan más allá de dos minutos. Ya no hablemos de dominar un par de idiomas. Eso es algo que últimamente se estila entre los desempleados del sector turístico. La descripción que Xurxo Ayán y Manuel Gago hacen en Herdeiros pola forza de este tipo de informador es muy graciosa: “si viene un turista le das un folleto. ¿Qué está muy interesado? Le das dos. ¿Qué lo ves entusiasmado? Tres folletos.”

En Galicia nos podemos encontrar con estos ejemplos, pero también tenemos la suerte de contar con excelentes profesionales que buscan desterrar este modelo de gestión. Todavía nos falta camino, ya que muchos de los compañeros están contratados por periodos escasos de tiempo (los que tienen suerte), o como otros muchos, siendo becarios año tras año. Gracias a estos supuestos becarios (en realidad no los son porque son responsables totales de la gestión y apertura de las oficinas, y no tienen a ningún técnico que los oriente en su formación), los puntos de información turística se mantienen con criterios altos de calidad.

Evidentemente no todos los destinos necesitan el mismo desarrollo turístico, ni todos tienen capacidad ni demanda para abrir una oficina. El problema surge cuando municipios declarados de interés turístico siguen anclados en la rutina de traer temporada tras temporada nuevos becarios. En el periodo de la beca, que a veces puede ser prácticamente de todo el año, muchos de los compañeros plantean mejoras y proyectos para llevar a cabo en el destino, en la oficina o incluso en la planificación de los recursos. Se necesita continuidad para desarrollar estos planes de acción, y al llegar el final de la temporada caen en saco roto. No hay técnicos en turismo, ni una política centrada en la mejora y planificación del destino. Eso sí, los políticos se hartan a decir que su pueblo, ciudad o región es de las más visitadas de la provincia. ¿Algo falla, no?

Por todos es sabido que podemos encontrar multitud de información a través de la red, pero mi experiencia, y la de muchos compañeros, es que año tras año las oficinas de turismo siguen recibiendo miles de visitantes. El servicio tiene que ser excelente, y en muchos casos esto sigue siendo una asignatura pendiente. Aunque también es cierto que en muchos otros se van encantados de la información y la amabilidad recibida, y esto suele ser de la mano de los profesionales, los que han estudiado para ello, o simplemente los que sienten su trabajo como parte fundamental de la satisfacción del turista.

Me gustaría saber cuál es vuestra experiencia en las diferentes oficinas de información repartidas a lo largo de la comunidad y del territorio nacional, pero tanto desde el punto de vista del turista como desde el lado del profesional que trabaja en oficina. Creo que podríamos generar un interesante debate.

Turismo y series: sí es posible.

seriesSoy una auténtica fanática de las series de televisión, en especial, de las series “made in USA”. Y el otro día al ver este post de Ligado em Serie , pensé en la gran oportunidad que se les da a dichas ciudades donde se localizan estas series: oportunidad para dar a conocerse en el mundo.

Un gran ejemplo de ello es la archiconocida serie “Friends”, ¿quién no conoce esta serie?… Trata sobre la vida de unos amigos que viven en la ciudad de Nueva York. Como esta serie están muchísimas más que se localizan en dicha ciudad, por no decir que es una de las ciudades donde más se ruedan series de televisión.

Pero, y ¿cómo puede aprovecharse de ello el turismo de una ciudad?  On Location Tours es una página web donde se ofrecen tours por los distintos lugares donde ocurren diversas escenas de series, ya sean bares, edificios, restaurantes, tiendas, etc…todos los lugares donde nuestros personajes favoritos han rodado y por el que un auténtico fanático de las series muere por visitar.

Una buena manera de promocionar un destino que puede ser aceptada por los residentes en dichas ciudades y que también puede ser rechazada.  Hace unos años, allá por el 2005, se publicó este artículo en “El País” donde en un principio se hablaba de lo hartos que estaban los vecinos de un edificio donde se supone vivía una de las protagonistas de la serie “Sexo en Nueva York”. debido a las largas colas de fans que se formaban en sus alrededores.

Otra serie que tuvo un boom mundial y por la cual también proliferaron las empresas que se dedicaban a la venta de excursiones fue la serie “LOST”, rodada en Hawaii. En España podemos destacar La Rioja, como destino promocionado por la serie “Gran Reserva” la cual trata de la historia de unas familias de bodegueros riojanos.

En definitiva, existen varias opiniones al respecto de este “turismo”. Tanto si eres un serieadicto como yo , como si no lo eres , ¿qué opinión te merece al respecto? ¿Y qué otros ejemplos te vienen a la mente?

Imagen: Ligado em serie

Enoturismo, algo más que una copa de vino.

Vino 1

Me parece curiosa la palabra “enoturismo”. Esta palabra que está tan de moda y que escuchamos a diario. Para entendernos, turismo y vino. Pero un concepto tan simple, soporta un gran significado.

Lo que hoy es tan común, hace unos años la sabiduría del “vino” era de unos pocos, un mundo de frikis como he escuchado en más de una ocasión: complicado entender el hecho de pagar 20.000 euros o más por una botella de vino. Hoy, igual no compartimos esa idea, pero sí podemos entenderla. Y eso es gracias a la tendencia que estamos viviendo de acercar el mundo a la sociedad en general, y por supuesto, a los turistas, llegando a crear los productos turísticos del enoturismo.

Desde mi punto de vista, hay dos vertientes importantes en el concepto. Por un lado, el enoturismo como producto turístico que todos conocemos porque es algo actual y de moda y por otro lado, el acercamiento a la cultura del vino.

  • Como producto turístico hay un sin fin de referencias en casi todas las comunidades. Rutas guiadas a bodegas, cursos de cata, restaurantes en bodegas, etc. Podemos encontrar iniciativas tanto públicas como privadas. Este año en Fitur, he descubierto la red de Alojamientos del vino de España y Porturgal, Enotel Collections World, con dos establecimientos hoteleros en Galicia: Hotel Viña Meín y Hotel Novavila. Aunque desconozco los detalles de la plataforma, me ha parecido en principio, una iniciativa muy interesante por varios motivos; entre ellos, la especialización de alojamientos en un segmento concreto del mercado, en este caso en el enoturismo.
  • Como acercamiento a la cultura del vino. Se entiende como la unión entre el consumidor y el sector para el conocimiento de la elaboración y el consumo de los vinos. En Galicia, por ejemplo, en la temporada pasada de vendimia, se llevaron a cabo iniciativas importantes como acompañamiento a la vendimia, vendimias nocturnas con bloggers del sector, etc. O en el Día Internacional del Enoturismo jornadas de puertas abiertas en bodegas, organización de catas para principiantes, etc. Iniciativas que pueden sustituir perfectamente a las antiguas “fiestas de la vendimia” que hoy día también se intentan recuperar. Por ejemplo, la de San Miguel de Tabagón en el concello pontevedrés de O Rosal. Ello forma parte de nuestras raíces, nuestros orígenes, es una cultura viva que como no, trae consigo un patrimonio del vino.

Con este post simplemente quiero hacer un llamamiento a la reflexión y profundizar un poco más en el concepto del enoturismo. Es algo más que la parte comercial que nos venden cada día. Pues gracias a todas estas iniciativas, públicas y privadas; tanto las orientadas a los turistas como a la población en general, nos llevan a valorar realmente el mundo del vino. Seguramente, tras asistir a una visita en una bodega, a un curso de cata, o simplemente a una cata, entenderás el verdadero significado de una copa de vino.

Ya lo decía Jean Paul Young: “Tourism in the Air”

Tourism

Es apasionante el mundo turístico. Nunca dejará de sorprenderme la potencia e importancia de este sector en nuestra sociedad. En todo, en economía, en geografía, en transportes, en política, en salud, en todo lo se os ocurra, el turismo está directa o indirectamente involucrado. Incluso para rizar el rizo, como aportación personal, yo diría que el turismo está altamente relacionado con la felicidad. Ahí lo dejo, un día puedo dedicar un post a explicaros esta percepción tan subjetiva.

Por cierto, os vais a reír… pero según escribo estas líneas tengo abierto en youtube una canción de 1977, titulada “Love is in the air” de John Paul Young. (conocida por todos casi seguro). Con el permiso del señor Young, yo le quitaba el “Love” por el “Tourism” y quedaba una canción de lo más divertida a la vez que realista. “Tourism in the air”, turismo en el aire y en cada paso que damos.

No sé si a vosotros os ocurre lo mismo, pero me he fijado y es raro el día que en el telediario no se habla de turismo, de empresas turísticas, de cifras, predicciones. Quizá si no le prestas mucha atención, el tema puede pasar desapercibido pero si eres un turismólogo/a en potencia: imposible. Carteles, marquesinas, conversaciones… Bueno y que decir de los medios de comunicación, en concreto la televisión e Internet, que es lo más usado por todos. “Callejeros viajeros”, “Españoles por el mundo”, “Destino España”, ¿sigo?, “Hoteles con encanto”, “Bares que lugares” “Un país para comérselo”, “Buscamundos”. Estos ejemplos son unos pocos pero estoy segura de que en cadenas autonómicas o canales de pago hay multitud de programas con temática similar. La programación dedica un hueco importante al turismo, informa y sobre todo motiva a viajar. A mí me encanta ver estos programas, ¿a quién no?. Resultan de lo más interesante, como una ventana al mundo exterior

Por otro lado está Internet, aquí el turismo se mueve como pez en el agua. Puedes encontrar cualquier cosa : agencias, tour-operadores, anuncios, destinos, experiencias contadas en primera persona, vídeos, blogs y contenido de lo más variado. Infinidad de opciones.

Desde luego y no cabe duda, de que el turismo es accesible en el sentido de que nos rodea en el día a día. Y eso es positivo ¿no? El sector ha sabido meterse en el bolsillo al gran público, a la sociedad. Está claro que el marco económico que nos acompaña no es el más favorable, pero hemos llegado a un punto en el que renunciar a practicar turismo (de una u otra forma) escuece y mucho. Quizá dentro de poco se hable de disfrutar del turismo como un bien de primera necesidad para el bienestar de las personas. ¡Menudo boom!

1 2 3 4